La Ley

Entrevistas

No nos importan los premios

18/11/03

Llevan catorce años en la carretera, han recibido dos MTV Awards latinos y dos Grammys. Después de triunfar en toda Latinoamérica, La Ley regresa con un nuevo álbum titulado Libertad. Están dispuestos a terminar la conquista de los Estados Unidos y tienen España en el punto de mira.
Hemos charlado con Beto Cuevas y Mauricio Clavería cantante y batería del grupo.


Estabais nominados para cinco MTV Latin Awards y no os habeis llevado ninguno ¿Qué ha pasado?
La Ley: No íbamos con ninguna expectativa porque ya hemos pasado por experiencias en las que hemos tenido muchas nominaciones y no hemos ganado nada, el año pasado ganamos dos MTVs, hemos ganado un Grammy latino, hemos ganado un Grammy americano... Tampoco creo que haya que ser ambicioso. La ambición puede ser positiva cuando está bien enfocada, pero nuestro objetivo no es ganar un Grammy cada año ni un MTV. Si cae, bienvenido. Para nosotros, lo importante era presentarnos y actuar ante todos esos millones de espectadores que vieron la entrega, hicimos un buen show y tuvo una buena repercusión.
¿Qué significan para vosotros los premios tras lo conseguido durante el año pasado?
La Ley: Son un aliciente. Nos sentimos felices cuando los ganamos, pero recuerdo al día siguiente de los MTV, era ya como una anécdota, no era que yo anduviera inflado porque me había ganado algo, lo mismo paso con lo Grammys; la gente te lo recuerda y te dice: “Pero te ganaste un Grammy americano ¿tú sabes lo que eso significa?”
Pero nosotros no hemos tenido más curro, ni hemos tenido más prestigio por eso, es simplemente algo bueno para tu curriculum, pero la carrera la tenemos que hacer nosotros.
¿O sea que no abren ninguna puerta?
La Ley: No, no creo. Creo que simplemente te reconfirma quizá ante los incrédulos y la gente prejuiciosa que compra eso, la gente que no nos conoce y que dice en ese momento “quizá no son tan malos, a lo mejor los debería escuchar”. Cosa que me parece que está mal, porque a veces no gana necesariamente la gente que merece ganar. La gente se tiene que involucrar más si le gusta la música y buscar en lugar de esperar a que el artista se gane un premio para darle la oportunidad.
Cuándo publicasteis “Uno” hablabais de que un renacimiento musical ¿En qué momento esta ahora la Ley?
La Ley: Todo se va acumulando, esa reconciliación que tuvimos con las guitarras y con esa simplicidad en la parte compositiva continuó, la consecuencia de eso fue el MTV Unplugged, que fue muy exitoso. Siento que Libertad es un nuevo camino, es un disco diferente a todos los que hemos hecho. En este disco hay un protagonismo muy grande de las guitarras, pero tanto en el nivel musical como lírico es un nuevo camino porque hemos asumido el compromiso social que significa tener el poder de comunicar con la música y utilizarlo de manera consciente e inteligente con respecto a la sociedad y a lo que nosotros percibimos del mundo, sobre todo sobre las cosas que no nos gustan. El próximo disco de la Ley no va a ser igual que Libertad, pero si que va a tener una carga social porque creo que es importante tomar esa responsabilidad, es nuestra opción es nuestra libertad.
¿No tenéis miedo de que la gente os critique de oportunistas como sucedió con Maná en su momento cuando la gente decía “mmm, ahora van de ecologistas”?
La Ley: Nosotros aunque sepamos que la libertad no es una constante, la practicamos, y creo que tienes derecho a tomar las decisiones que quieras, como el derecho a hacer un disco ecologista o a hablar de los derechos humanos ¿por qué no? A mí me parece que la gente que critica y que duda no está haciendo nada para ayudar a la ecología ni nada, un grupo como Maná con la influencia que tiene está aportando algo a esa causa. No tenemos miedo, ya nos han criticado antes. Lo nuestro es un brote de honestidad, simplemente hablamos del mundo, criticamos la corrupción en el mundo de la política, criticamos la facilidad con que se toma una decisión de invasión para ir a una guerra. También es un poco tomando conciencia de que hoy en día las nuevas generaciones no están muy involucradas en los procesos electorales, de hecho no les interesa, y al no participar, le están haciendo el trabajo mucho más fácil a los políticos y al sistema corrupto. Nosotros a través de este disco y de asociarnos por ejemplo con Rock the Vote en Estados Unidos, queremos ayudar un poco con la influencia que podamos tener en algunas personas para hablar de esas cosas.
¿El haber tomado la decisión de irse de Chile a México hizo que cambiara el destino del grupo? ¿Crees que si os hubierais quedado en casa habriaís hecho tanta carrera como en México?
La Ley: No creo que hubiésemos logrado lo que hemos logrado hasta ahora si nos hubiésemos quedado, porque es un mercado más pequeño, además de ser un país remoto, lo que hace difícil que te puedas presentar en otro país por una cuestión de coste. Es complicado que un empresario te contrate estando en Chile con todo tu staff cuando todavía no llevas 20 mil personas a un estadio.
¿Por qué habéis tardado tanto en venir a España?
La Ley: Cuando comienzas a trabajar y a adquirir una cierta importancia en un lugar, tienes que trabajar esa tierra para obtener los frutos y después ponerte a pensar en seguir creciendo. Después de catorce años de carrera, tenemos menos ansiedad que cuando éramos más jóvenes que queríamos que todo pasará ya. En ese momento no se dio porque tampoco es llegar y ya, tienes que tener el apoyo de una discográfica que quiera editar tu disco y trabajar contigo. Y eso no pasó entonces. Hemos venido varias veces y tampoco la cosa ha funcionado tan bien como nosotros pensábamos. Pero, somos cabeza dura, el ser perseverantes es parte de nuestra naturaleza, y este disco está generando algo bueno a nivel de críticas, de lo que percibe la gente. Tenemos pensado volver en primavera y en verano, creo que ahí se van a abrir definitivamente las puertas porque una de las partes más importantes y fuertes de La Ley es su directo.
¿Cómo hacéis la parte del bajo siendo tres? ¿Cómo componéis sin bajista?
La Ley: Grabamos muchos demos en casa y luego el bajista los interpreta. Es un punto importante el que mencionas, recuerdo una vez qu leí que una de las cosas que hacían sufrir más a Lennon en su trabajo con McCartney era que él hacía una canción en guitarra, con la letra y con la voz y la llevaba al grupo y después Paul Mccartney le hacía una línea de bajo y cambiaba todo el sentido de la canción. Entonces Lennon comenzó a llevar las canciones con bajo para estar seguro de que era lo que él quería hacer. En este caso somos un trío y estamos bien así, bueno, hemos sido maltratados por las circunstancias. Luciano, que había sido el bajista de toda la vida de La Ley, se fue un día dos horas antes de nuestra presentación en el Festival Vive Latino. Tenía problemas y nos dejó colgados. Por suerte y creo que porque Andrés Bobe -el fundador del grupo- siempre está con nosotros como un ángel guardián, conseguimos un bajista perfecto, que era nuestro iluminador y que tocó como un año y medio con nosotros. Desde entonces nos definimos como trío y ahí es donde vino “Uno” y contábamos que ese disco era como un renacimiento porque claro, tuvimos que reinventar nuestras composiciones y nuestro acercamiento a la música sin depender de tanta gente. Nos ha funcionado bien. Desde hace un par de años tocamos con Archie, el hermano de Mauricio Clavería, el batería, y nos llevamos muy bien con él, incluso ha participado ya en la composición de unas canciones, pero no sé si estamos preparados para integrar a una persona más al grupo.
Con Desmond Child escribiste “Más allá”, ¿tenías en mente alguna de las canciones de las que ya había hecho con alguien antes, (Desmond ha co-escrito hits como I was made for loving you de Kiss, You give love a bad name de Bon Jovi, Angel de Aerosmith ), o era porque le admirabas, o por amistad?
La Ley: No, no, no, por favor, con la gente que he compuesto canciones ha sido gente que yo ni siquiera imaginé que en algún momento íbamos a hacer algo. A Desmond lo conocí hace unos años en la entrega de los premios Billboard y él estaba muy interesado en trabajar con nosotros.
¿A él le gusta trabajar con gente, no?
La Ley: Desmond es como un “song doctor”, no es alguien que te diga hagamos una canción y comience a tocar algo y que te diga mira va por acá, no. Él no genera ninguna idea, por lo menos en mi experiencia. Comenzamos a hablar y yo le conté la historia de esta chica que se había suicidado y comencé a tocar los acordes y de ahí la fuimos elaborando. Fue una colaboración realmente interesante porque él tiene muchos años de experiencia y es muy buen compositor.
Más colaboraciones, cuéntame de los planes que hay con Amaral.
La Ley: Abrieron nuestros dos conciertos del Auditorio en el DF en octubre, nos conocimos y nos encantaron. Invitamos a Eva a cantar “Más allá”, le regalamos un disco, se la aprendió, la cantó la segunda noche y a la gente le encantó. La vamos a grabar con ella cantando.
¿Habrá más canciones en inglés o en francés en vuestros próximos discos?
La Ley: El próximo año vamos a hacer un disco en inglés, apoyados por Warner de Estados Unidos.
¿Qué tal la gira por Estados Unidos, era muy grande no?
La Ley: Fueron veinticinco fechas, estuvo muy bien, sobretodo para nuestro manager (risas)
¿Por el dinero dices?
La Ley: Si, pero mejor no hablar de ciertas cosas...
¿Cómo una banda de rock que lleva tanto tiempo, creeis que esto del revival es una moda o es algo auténtico? ¿Siempre estuvo ahí?
La Ley: La nueva camada de grupos está muy bien, White Stripes, Strokes, Hives, me gusta lo que está pasando, no es la cosa así abonjoviada, bueno no sé si te gusta Bon Jovi...
Pero a Desmond Child si que le gusta...
La Ley: Sí yo sé, si nosotros terminamos la final ligados con esa gente, pero no tiene nada que ver que Desmond haya trabajado con ellos. El que no me guste su música no quiere decir que sean malos.
En los MTV Awards tocaron The Mars Volta que me parecen increíbles, con una energía impresionante, el futuro se ve prometedor...

 

La Ley tuvo su ‘fiesta de 15 años’


Fuente: NOTIMEX

El grupo La Ley celebró sus quince años de trayectoria artística en un concierto lleno de melancolía, rock y energía tocando sus mejores temas


CIUDAD DE MÉXICO, México, mayo 27, 2004.- El grupo chileno de rock La Ley provocó la euforia de sus seguidores que llenaron el Salón 21 de esta capital, en una velada en la que hubo de todo, canto, baile, saltos y hasta ropa íntima femenina que llegó volando al escenario.

Más de un mil 500 jóvenes corearon de principio a fin la veintena de temas que la Ley, formada en 1987 y considerada como uno de los máximos exponentes del rock en español de América Latina, ha hecho éxitos.

El magno concierto, con el que la agrupación festejó el 15 aniversario de su existencia, comenzó en punto de las 20:30 horas.

El trío, conformado por Beto Cuevas (vocalista), Pedro Frugone (guitarra) y Mauricio Clavería (batería) inició el recital con los éxitos "Fotofobia", "Eternidad", "Delirando" y "Hombre".

Mientras se dejaban escuchar los acordes de "Amate y sálvate", primer sencillo de su más reciente disco titulado Libertad, la gente brincaba efusivamente sobre la pista en un intento por desahogar el estrés cotidiano.

TODO BAJO CONTROL

Fue entonces cuando la seguridad del lugar se movilizó para que la emoción no desbordara, bastó una señal de Beto Cuevas para que el ambiente siguiera pero en forma controlada. El público cantaba y no faltaron damas del respetable que sin pudor lanzaron a los músicos todo tipo de ropas íntimas.

El tema "Más allá", también de esta última producción, tranquilizó la euforia y el lugar se convirtió por unos momentos en un paisaje de paz donde sólo se observaban cientos de pequeñas luces emanadas de encendedores.

Este fue el marco para que los integrantes La Ley hicieran un llamado de reflexión acerca de los acontecimientos bélicos que sacuden a la tierra y dañan al hombre.

La fiesta continuó y a petición de sus fans, Cuevas, con la sensualidad innata que le caracteriza, hizo gala con asombrosa energía de sus virtudes como bailarín con la interpretación de los emblemáticos "Aquí" y "Día cero".

Luego, llegó el intermedio con un set acústico en el que los responsables de la banda, acompañados por tres músicos y una corista, se plantaron ante el respetable para complacerle en peticiones de temas como "Invisible", "Intenta amar", "Fuera de mi" y el memorable "El duelo".

CHILENOS CON SABOR A MÉXICO

"Qué mejor manera de celebrar estos 15 años con ustedes, el público perfecto y más maravilloso!", dijo el vocalista para dar paso a "Mi ley", mientras que al fondo pantallas gigantes daban cuenta de destrozos que el poder deja a su paso en el orbe y las víctimas de estas situaciones, especialmente los niños pobres.

Y ya que habían brindado sus mejores canciones, los músicos no podían decir adiós sin interpretar "Mentira", importante composición desprendida del álbum , preludio del fin de más de dos horas de entrega total que concluyó con "Hotel Malibú", "Cielo Market", "Tejedores de ilusión" y de nueva cuenta, "El duelo".


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com